Seleccionar tipo de scooter
Seleccionar fabricante
Seleccionar modelo

En la Vespa de Milán a Tokio

Creado por Dietrich Limper a las 09:05 el 18 de mayo de 2021

DE MILÁN A TOKIO EN UNA VESPA

Fabio Cofferati intentará repetir el histórico viaje que hizo Roberto Patrignani a los Juegos Olímpicos de 1964 en Japón.

Modelo histórico

En 1964 se celebraron los XVIII Juegos Olímpicos de Verano en Tokio, Japón. Ese año, un hombre se vistió de portador de la antorcha motorizada y emprendió un viaje muy especial: el italiano Roberto Patrignani. Fue desde Milán, en una Vespa de 150 cc, hasta Tokio en 85 días, recorriendo 13.000 kilómetros. En su destino, entregó a Daygoro Yasukawa, Presidente del Comité Olímpico Japonés, un trofeo donado por el Vespa Club d'Europe. Una pequeña contribución al entendimiento internacional entre las naciones japonesa e italiana. Roberto Patrignani dejó este mundo terrenal en 2008, pero su espíritu sigue en los libros que dejó: Historias de sueños y aventuras que también han contagiado a otros ...

Uno de ellos es Fabio Cofferati, que quiere volver a embarcarse en este viaje 57 años después. El italiano de 44 años, procedente de Salsomaggiore Terme, saldrá de la Torre Piaggio de Milán el 13 de junio y seguirá los pasos de Patrignani. Sin embargo, tendrá que cambiar considerablemente la ruta, ya que atravesar Irak, Irán y Siria es imposible por el momento por razones geopolíticas. Viajará mucho más al norte, pero más adelante se hablará de ello, así como de la Vespa que le acompañará en este viaje. Un modelo similar al que Patrignani utilizó en 1964, embellecido por el artista Luca Moretto. Y a él también le gustaría entregar un regalo del Vespa Club d'Europe al COI japonés.

INICIO: TORRE PIAGGIO, CORSO SEMPIONE

SIP: ¿Cómo se le ocurrió planear un viaje así?

Trabajo de pintura especial

Cofferati: Llevo conduciendo una Vespa desde los trece años. A los 21 años, empecé a participar en concentraciones, lo que me hizo conectar cada vez más con la cultura de la Vespa. Con todos los diferentes aspectos que puede tener esta pasión: Lectura, viajes, películas, restauraciones y recuerdos. En algún momento, el libro de Roberto Patrignani cayó en mis manos, lo que fue un logro épico. Lo que me ha gustado de Patrignani es que no ha escrito un mero diario de viaje, como hacen muchos, sino que ha metido en su relato sentimientos, emociones e incluso momentos de incomodidad. Un libro que te acompaña y es al mismo tiempo un viaje al interior de su alma. ¿Quién no sueña con vivir una experiencia así? Así que mi inspiración viene del viaje Milán-Tokio de Patrignani en 1964. No busco la fama y la gloria, sino una experiencia interior. La verdadera chispa vino del periodista Valerio Boni, que me recordó hace unos años los próximos Juegos Olímpicos de Tokio y que sería bonito repetir la hazaña de 1964. Fue entonces cuando empecé a organizar este viaje.

SIP: Por favor, cuéntenos algo sobre la ruta.

Cofferati: Saldré de mi casa en Salsomaggiore Terme el sábado 12 de junio y llegaré a Milán en pequeñas etapas. Al día siguiente, a las 12.00 en punto, saldré del mismo lugar donde Roberto Patrignani empezó en 1964: de la Torre Piaggio en Corso Sempione. Desde allí cruzaré Brianza, y luego recorreré la parte oriental del lago de Como. Me detendré en Mandello, el pueblo donde vivió Patrignani, y haré una sección junto a su hijo. Conducirá la Vespa original del primer viaje Milán-Tokio. Desde Chiavenna entraré en Suiza y la primera parada será en Chur, en el cantón de los Grisones, para conocer el Vespa Club local. En Alemania, tengo previsto estar en SIP Scootershop a mediodía del 14 de junio. Le seguirán Polonia, Lituania, Letonia y finalmente entraré en Rusia. Debería estar en Moscú el quinto día de viaje. En la capital rusa me encuentro con mis amigos del Vespa Club de Moscú. Desde allí, tras otros dos días, llego a Kazán, donde me espera un loco que suele viajar por el mundo en coches ecológicos. No sé si podrá acompañarme durante parte del viaje, pero en cualquier caso me sumergiré en el Extremo Oriente ruso y espero llegar a Vladivostok en tres semanas. Desde el puerto del Pacífico me embarcaré en un ferry hacia Japón, donde primero visitaré Hiroshima, Osaka y, por supuesto, Tokio. Junto con los pilotos de Vespa en el País del Sol Naciente, haremos algunos pequeños recorridos y visitaremos los lugares donde Patrignani se hizo fotografiar hace 57 años.

SIP: ¿Cómo va a resolver las dificultades que puedan surgir?

Cofferati: Por supuesto, se puede planificar todo en un viaje así, pero las cosas salen de otra manera. Problemas mecánicos o de salud, la burocracia, lo que sea, todos los planes se caen rápidamente. Afortunadamente, también puedo improvisar y me llevaré algunas piezas de repuesto. Si el daño no se puede reparar de alguna manera, seguiré viniendo a Tokio. En cuanto a la salud, tendré medicamentos conmigo. Estoy empollando diligentemente algunas frases en diferentes idiomas para poder pedir hoteles o información.

In der Werkstatt von Fabio Cofferati
In der Werkstatt von Fabio Cofferati

SIEMPRE ALERTA, MUCHOS DESCANSOS

SIP: ¿Quién le ayuda en la organización?

Cofferati: Nadie me ayuda, lo he hecho casi todo yo mismo y también lo hago sin patrocinadores. Armé la Vespa, planifiqué el viaje y reuní mucha información con algunos amigos. Me gustaría mencionar a Luca Moretto, que acompaña el proyecto con simpatía y entusiasmo y me ayuda con las relaciones públicas poniéndome en contacto con muchas asociaciones.

SIP: No es la primera vez que se aventura a dar un paseo en Vespa. Háblenos de sus viajes anteriores.

Cofferati: Desde que me hice socio del Vespa Club de Piacenza, participé en muchos rallies hasta que gané el Campeonato Italiano de Vespa Turismo en 2003. Después, subí el listón y empecé a hacer viajes más largos y aventureros. Uno de los más importantes fue una luna de miel con mi ex mujer en una Vespa sidecar: salimos de Salsomaggiore y cruzamos toda Francia, luego nos embarcamos y fuimos a Irlanda e Inglaterra. En este viaje tuve un problema técnico que me obligó a abandonar el vehículo, para recuperarlo años después. Otro viaje importante fue el del verano de 2016: al Cabo Norte en 18 días en una Vespa de 1954.

SIP: Volviendo a Milán-Tokio: ¿qué es lo que más le preocupa de este viaje?

Cofferati: Lo que más me preocupa es tener un accidente. Soy consciente de que es un viaje peligroso y como tengo dos hijos pequeños y una esposa, todo debe ir lo mejor posible. Estoy dispuesto a correr el riesgo, pero no buscaré el peligro. Intentaré ser lo más cuidadoso posible para minimizar los riesgos. Tengo que hacer todo lo posible para viajar descansado y, si me siento cansado, me tomaré un descanso.

SIP: ¿Cómo va a afrontar la soledad en medio de la pura Siberia y qué hará para mantener la concentración?

Cofferati: Cuando viajo, suelo pensar. No utilizo auriculares para escuchar música porque prefiero escuchar el motor para detectar problemas a tiempo. En una Vespa, se reflexiona mucho. Puedo mirar los árboles, contar los kilómetros o mirar todo lo que hay alrededor de la carretera. Mi lema es: Esté siempre alerta y haga muchas pausas.

SIP: Muchas personas no pueden hacer ese viaje por motivos de trabajo o familiares. ¿Cómo lo has conseguido?

Cofferati: Este es un viaje con el que mucha gente podría soñar. Alguien que tiene tres meses libres suele hacer un viaje a otros lugares menos remotos, como una gira por las capitales europeas o un viaje de costa a costa en Estados Unidos. Creo que es un viaje con cierta profundidad. Me gusta estar en la naturaleza y especialmente la naturaleza salvaje de los países nórdicos. Trabajo como conductor de autobús para escolares y tengo los tres meses de verano libres. En cuanto acaben las clases, haré las maletas y me iré a esta aventura. A continuación, volveré a Italia a principios de septiembre y retomaré mi trabajo habitual. Nuestros hijos están en un campamento de vacaciones durante el verano para facilitar que mi esposa también pase tiempo con nosotros.

SIP: ¿Y cuáles son sus planes para después de Tokio?

Cofferati: ¡Primero tenemos que llegar a Tokio! No será el viaje definitivo de mi vida, porque el único viaje de la vida no existe, ya que la vida misma es un viaje. Esta es una fase de mi vida en la que tengo la oportunidad de crecer y conocerme mejor. Durante el viaje, también puedo pensar bastante en lo que quiero hacer después de Tokio. Le digo a todo el mundo que después de eso voy a recortar y a subir los remos al barco para descansar, pero en realidad ya tengo otros planes de viaje de nuevo. Prometí que dedicaría más tiempo a mis hijos y a mi familia, pero no quiero dejar de montar en Vespa.

Pero ahora llegamos al compañero de Fabio en el largo viaje: su Vespa. Ya sabemos cómo es, pero ¿qué se ha cambiado e instalado? Una visión general.

FICHA TÉCNICA VESPA "MUGEN": 150 VBB2, AÑO 1963

EL CHASIS
La base del scooter necesitaba una fuerte restauración. El escudo de la pierna y la placa de la patada fueron reemplazados completamente. El paso se reforzó en el interior del túnel mediante placas de 3 mm. El refuerzo detrás del escudo de la pierna también fue reforzado y sustituido por una versión más ancha. Además, se soldaron arandelas gruesas en los puntos de montaje del travesaño del motor. Para la fijación de un disco, se soldaron dos placas al manillar desde abajo para garantizar una protección fiable contra el viento y la intemperie.
Detrás del escudo de la pierna se montó un tanque de 10 litros de la gama SIP. En el maletero se instaló un maletero adicional y un portaequipajes adicional. Para variar la posición de las piernas durante la conducción, también hay un par de reposapiés adicionales.

En lugar del depósito estándar, se instala un modelo de PLC con una capacidad de 10 litros. Ambos depósitos están conectados mediante una pieza en T y garantizan un suministro uniforme de gasolina mediante una bomba de vacío. El volumen total de 20 litros así conseguido supone una autonomía de 400 km.

La horquilla es original, pero también ha sido reforzada y equipada con un muelle SIP y un amortiguador con compresión ajustable.

Los frenos y las llantas son muy especiales: Las partes delantera y trasera de los modelos Sprint permiten el uso de pastillas de freno de 10 pulgadas. Los tambores de freno y las llantas han sido fabricados a medida por una empresa de Venecia que también equipa coches de rally. Similares a los modelos "Seigiorni", permiten el uso de ruedas de 8 pulgadas sobre el mecanismo de freno de los modelos de 10 pulgadas.

Como amortiguador trasero se utiliza un modelo de Bitubo. El asiento del amortiguador está reforzado en el bastidor con una placa de acero inoxidable para distribuir las cargas de forma más uniforme.

El caballete está reforzado con pies de aluminio de SIP, la protección trasera contra salpicaduras con la bandera italiana es una reminiscencia del viaje de Patrignani en 1964.

Una silla de montar oscilante SIP sirve de asiento. Además, se reforzó con un armazón fabricado especialmente y se refinó con el respaldo de una silla de oficina.

Además, se han guardado 7,5 litros de aceite para el motor, 2 ruedas de repuesto y un depósito de repuesto de 2 litros para el viaje. Además de una bolsa SIP Classic para objetos pequeños, se llevan cuatro bolsas de viaje con un volumen total de 110 litros en los portaequipajes delantero y trasero. Hay espacio para dos faros adicionales en el marco del parabrisas. Un velocímetro digital SIP proporciona información sobre la velocidad de crucero.

El capó del lado izquierdo y el guardabarros fueron pintados por el artista Luca Moretto en el estilo de la "Vespa Venecia". Una Vespa 50 que se expone en la colección del Museo Piaggio de Pontedera.

Die Vespa "Mugen"
Und so sieht sie aus, die fertige Vespa „Mugen“

EL MOTOR
El motor ha sido completamente revisado y reconstruido para el uso de una caja de cambios PX incluyendo un primario más fuerte.

La soldadura se llevó a cabo a nivel de la base del cilindro para poder utilizar un cilindro con puerto de refuerzo. La conexión a este puerto se realizó en la carcasa y se adaptó al cilindro de aluminio VMC previsto.

La potencia se envía a la caja de cambios Crimaz PX Lusso/Arcobaleno a través del cigüeñal SIP, el embrague Pinasco y la relación primaria 24/63. El motor se alimenta con la mezcla de gasolina y aire a través del carburador Pinasco VRX-R y la caja de aire.

Con la configuración, 23 CV deberían permitir una velocidad de crucero cómoda.


Si quieres seguir a Fabio Cofferati en su viaje, puedes hacerlo en Facebook: Ancora in Vespa da Milano a Tokyo

Con especial agradecimiento a Guido Guerrini.

Dietrich Limper
Dietrich Limper

Dietrich Limper trabaja como redactor para SIP Scootershop y también escribe para publicaciones locales y nacionales. Cuando no está haciendo geocaching, soporta estoicamente las tristes escapadas del Bayer Leverkusen.

×